En una ocasión Manolo Sanlúcar indicó que el artista habría de ser mitad raíz - entroncada en la tradición, portador de la sabiduría de nuestros mayores - y mitad paloma - capaz de soñar, volar para abrir nuevos caminos y nuevas formas en que expresar el arte.
Así, Manolo Sanlúcar, consecuentemente, vincula una tradición, prestigiada por su seriedad y su entrega, con una capacidad de experimentación y de adentramiento en el universo propio de la guitarra.

Su coherencia, igualmente intensa en el plano personal y su denso trabajo de creación e investigación es la que de alguna manera lleva al público a adquirir la certeza y garantía sobre la seriedad de cualquier proyecto, trabajo o creación que el artista presente. Esta trayectoria profesional es la razón principal de que a Manolo Sanlúcar se le reconozca hoy como autoridad eminente en la cultura del Flamenco.

    La dilatada trayectoria profesional de Manolo Sanlúcar, jalonada de premios, conciertos en los centros de la cultura universal, distinciones honoríficas, aplausos de la crítica y del público, apertura de nuevos caminos expresivos, su carrera docente, resulta dificultosamente reducible al estrecho campo de unas páginas que por su propia naturaleza han de ser breves, y con brevedad damos esta muestra del artista.

   Manuel Muñoz Alcón “MANOLO SANLUCAR”, compositor y concertista nace en el pueblo gaditano de Sanlúcar de Barrameda.
Cuenta siete años de edad cuando su padre Isidro Muñoz le introduce en el mundo de la guitarra flamenca.

   Antes de cumplir los catorce, MANOLO SANLUCAR comienza su carrera profesional como guitarrista acompañante. Con el apoyo y afecto de su madrina artística Pastora Pavón “Niña de los peines” el joven guitarrista ocupa un espacio privilegiado; a la vez que convive y acompaña a las grandes figuras de la época como Pepe Marchena con quien debuta en 1957, va recibiendo el preciado legado histórico de la cultura flamenca.

   Su inquietud artística le lleva a expresarse a través del concierto y la composición. Durante sus inicios como concertista de guitarra, MANOLO SANLUCAR desarrolla su actividad musical principalmente en las universidades y el mundo académico.

   En 1972, actúa en el Ateneo de Madrid, ante un público y crítica que le consagra definitivamente como guitarrista de concierto. El mismo año inicia una gira por Italia y participa en el World Guitar Festival de Campione, donde obtiene el Primer Premio.

   A partir de entonces, MANOLO SANLUCAR consigue el reconocimiento mundial, obteniendo la consideración de la prensa como primera figura de la música, no sólo en el mundo del flamenco sino también en el de la música sinfónica, hecho que le lleva cada año a interpretar sus nuevas obras por los teatros más prestigiosos del mundo.

   La dimensión de su naturaleza artística puede verse en los siguientes ejemplos: En 1991 es premiado con la concesión del “COMPAS DEL CANTE” considerado como el “Novel” del flamenco, con un jurado compuesto por los representantes más especializados en el género. Y en 1994 la prestigiosa revista de U.S.A. Guitar Player le nombra, por votación popular, BEST FLAMENCO GUITARIST.

   MANOLO SANLUCAR pertenece a ese escaso grupo de artistas sobre los que nadie duda a la hora de reconocer su talento. Dotado de una excepcional musicalidad y de una técnica fuera de lo común, cada recital suyo es una soberbia lección de guitarra, de maestría y de arte.

   Su técnica asombrosa, que nunca pierde contacto con la improvisación y la espiritual comunicación directa del estilo flamenco, no hace del virtuosismo una meta en si, sino que lo sublima para comunicar profundas cualidades emotivas. En él han cuajado todas las virtudes de la guitarra flamenca, pero sin dejarse atrapar en esos moldes preestablecidos por quienes niegan de antemano cualquier posibilidad de evolución que se aparte de unas normas rigurosas, y los cuatro movimientos que componen “FANTASIA PARA GUITARRA Y ORQUESTA”, son la mejor prueba de la fusión sin esfuerzo aparente, con naturalidad y sin perder el equilibrio de dos corrientes musicales consideradas lejanas e incluso antagónicas.

   “TREBUJENA”, concierto para guitarra y orquesta en RE Mayor, abre una puerta más al flamenco, por el camino de la música clásica, y constituye toda una revelación compositora partiendo de las raíces flamencas.

   Su “MEDEA” compuesta para el Ballet Nacional de España ha dado la vuelta al mundo, cosechando éxitos como lo merecen su obra y su vida: pasos, manos, tentando la belleza.

   “TAUROMAGIA”, que marca un hito en la música flamenca, es un recorrido musical que realiza el autor por el mundo de los toros. Temas en que las guitarras y la voz (con un coro de cuerdas, metales y percusiones) van desgranando nota a nota la historia del arte de la lidia. Desde el nacimiento del toro en la dehesa (Nacencia) hasta la salida triunfal del torero por la puerta grande (Puerta del Príncipe) se suceden, encadenados armónicamente, los momentos de esperanza, temor, alegría, muerte y gloria que componen la Fiesta. Es un trabajo cargado de belleza, emoción, equilibrio y estilo, demostrando la madurez de MANOLO SANLUCAR como compositor y músico.

   Su obra “SOLEÁ”, se estrenó en diciembre de 1988, puesta en escena por el Ballet Nacional de España. En esta obra, MANOLO SANLUCAR penetra en lo más profundo del alma andaluza de la mano de dos mujeres del pueblo. Su narrativa, a veces dramática, a veces alegre, refleja el día a día de Andalucía a través de una obra musical en que la armonía de sus notas y la belleza melódica subyuga desde su inicio.

   Clásico desde el punto de vista interpretativo y gran innovador en la composición, su sensibilidad artística y su precisión de ideas y de ejecución le llevan hacia lo más puro del alma andaluza para transmitirla a través de la guitarra.

   Es el autor de la música “LA GALLARDA” sobre libreto de Rafael Alberti. Obra encargo del Ministerio de Cultura de España que M. SANLUCAR escribe para Monserrat Caballé, Ana Belén, José Sacristán, Ballet Lírico Nacional y dirección escénica de Miguel Narros. Siendo la obra que inaugura las actividades culturales de la EXPO 92.

   El 20 de Mayo de 1992, fue el estreno mundial (Málaga) de su sinfonía “ALJIBE”, para guitarra, orquesta sinfónica, voces masculina y femenina y percusiones. Se estrenó con la Orquesta Sinfónica de Málaga, dirigida por Enrique García Asensio.

Director musical de la película “SEVILLANAS” dirigida por Carlos Saura.
Por encargo de la Universidad de Málaga, compone e interpreta la banda sonora de la “ENCICLOPEDIA ELECTRONICA DE ANDALUCIA” presentada en el pabellón de Andalucía de la Expo 92.
Autor de la banda sonora del films, producción japonesa, “VIVA LA BLANCA PALOMA”, con sonido quitafonico, grabada con la Royal Philarmonique of London, dirigida por MANOLO SANLUCAR.

"MUSICA PARA OCHO MONUMENTOS", Suite que, por encargo de la Consejería de Obras públicas de la Junta de Andalucía, compone para orquesta sinfónica y guitarra.

Dificilmente podríamos comentar en esta cita su amplísimo repertorio, tanto guitarrístico como sinfónico, quedando reseñado en los demás apartados de ésta biografía.